Saltar al contenido
Mejores Carretes de Pesca

Mejor Carrete de Pesca, Opiniones, Reseñas y Precios 2020

mejor carrete de pesca

Un carrete de pesca es un elemento sumamente importante para todos aquellos que se dedican a esta actividad, ya sea profesional o como hobby ocasional. No obstante, en el mercado hay muchos modelos y marcas distintas que hacen que nos confundamos y no sepamos cual deberíamos escoger. Es por ello que le explicamos por cuál de estos debería de optar según sus necesidades de pesca.

También le explicaremos algunos otros datos de su interés, tales como la manera cómo funciona el carrete de pesca y como enrollarlo. De la misma manera, le explicaremos brevemente como limpiar el carrete de pesca y como colocarle el hilo. Si es un amante de la pesca, es una información que no se puede perder, le invitamos a seguir leyendo.

¿Cómo elegir un carrete de pesca?

A fin de mejorar los resultados de nuestra pesca, aparte de conocer muy bien el pesquero y la especie que intentamos pescar, también es indispensable que contemos con los equipos adecuados.

Uno de los elementos importantes que tendremos que elegir con cuidado es el carrete de pesca. Para ello, tendremos que fijarnos en diferentes criterios, como la capacidad de lance, recuperación, entre otros. A continuación abordaremos cada uno de estos detalladamente.

Materiales de fabricación

Primeramente, es necesario comenzar fijándonos en los materiales de fabricación del carrete debido a que existen varias opciones de ello, tales como el magnesio, grafito, aluminio, plástico, entre otros. En dicho sentido, es necesario optar por los modelos más duraderos y fiables, en lugar de los ligeros.

Los carretes de aleación de magnesio, están usualmente presentes en los modelos de alta gama y nos ofrecen grandes cualidades de ligereza y resistencia. El único detalle de ellos, es que su precio puede ser más elevado que los modelos de grafito y aluminio.

Por su parte, los modelos de aluminio son altamente resistentes a la salitre y al oxido, son también  bastantes ligeros, siendo una opción un poco más habitual entre los carretes de pesca de gama alta. Finalmente, esta la opción de los modelos de grafito, los cuales aunque son muy ligeros, pero demasiado frágiles. A pesar de esto, soporta la corrosión y poseen una buena relación entre calidad y precio.

La bobina

Es considerado un elemento esencial, debido a que es el responsable de un correcto bobinado del hilo para poder tener unos metros adicionales en el lance. Este puede ser de grafito, aluminio o teflón, pero lo ideal es que sea lo más ligero posible. Es necesario fijarnos en la capacidad de hilo que este acepta y que su bobinado sea el adecuado.

Lo mejor será por optar por bobinas cuyo perfil sea ancho, preferiblemente de labios de titanio, lo cual mejora mucho la salida del hilo y minimiza su efecto de memoria. Va a ser muy útil que antes de elegir algún modelo, consulte la disponibilidad de las bobinas de recambio. La razón de ello es que al pescar con hilos muy finos, es más fácil que se rompa la línea. Es por ello que serán necesarias las bobinas adicionales para una rápida sustitución.

Un pescador habitual necesita de varias bobinas en su caja de pesca, las cuales será importante que mantenga cargadas con nylon de varios diámetros, a fin de que las acople rápidamente a su carrete de pesca. De esa manera podrá adecuarse eficazmente a cualquier condición meteorológica.

Rodamientos

Estos son los responsables de que el carrete vaya fino y suave, y si escoge unos de buena calidad, le duraran por mucho tiempo. En dicho aspecto será aun más importante la calidad antes que la cantidad. Es muy común dejarse llevar por los números de rodamientos, que aunque son importantes, es más indispensable que sean de buena calidad. Es por ello que será mejor optar por los de acero inoxidable, blindados, sellados, entre otros.

Pick-up y el guía de hilos

Sera necesario que optemos los pick ups o guía hilos reforzados, altamente resistentes y que no se oxiden. Es muy importante que jamás se cierren solos, puesto que podemos romper la línea en el caso de que eso pase durante el lance. El guía hilos deberá contar con un muy buen rodamiento, a fin de que no ejerza presión sobre el hilo. En este mismo sentido, un correcto mantenimiento del guía hilos va a ser fundamental.

Freno

Lo ideal será un freno micrométrico, de un preciso ajuste, debido a que continuamente lo estaremos aflojando y apretando. Es por ello que un buen freno debe ser muy preciso y rápido. Lo más adecuado es que con una o dos vueltas la bobina pase de estar bloqueada a libre o viceversa.

Si nota que al apretar al tope el freno, la bobina se llega a bloquear del todo, o amerita que se deba dar demasiadas vueltas al tapón de freno, entonces no está provisto de un buen freno. Muchas veces con solo sustituir las juntas por otras de calidad como de carbono es suficiente para mejorar el freno.

¿Cómo funciona un carrete de pesca?

El carrete de pesca esconde mucho más de lo que se ve a simple vista, gracias a un mecanismo altamente preciso, hace tres trabajos al mismo tiempo. El primero es aguantar la fuerza del pez que tira de él. El segundo es subir el pez de manera sencilla, y tercero, rebobinar el sedal a la perfección. De hecho, el carrete es un mecanismo altamente preciso, resiste la fuerza del pez, multiplica el movimiento y lo transforma para rebobinar el sedal.

La manera como funciona es la siguiente, cuando la aguja está en posición abierta, el sedal corre porque no encuentra la resistencia. Pero todo cambia cuando un pequeño movimiento de la manilla cierra la aguja. La aguja recorre el sedal y crea un ángulo de 90º, ahora para rebobinar, el sedal debe hacer que la bobina rote.

Al girar la manilla, el rotor gira aun más rápido y cada giro de la manilla hace girar el rotor 5 veces, al mismo tiempo la bobina se mueve. Los movimientos de la bobina perfectamente sincronizados, rebobinan el sedal y nos van acercando el pez.

¿Cómo usar el freno del carrete de pesca?

De nada nos sirve que tengamos la mejor y más depurada técnica, ni el mejor equipo si no sabemos cómo utilizar nuestro freno. Uno de los elementos más importantes es el freno, y por ende una calibración adecuada, así como saberlo usar cuando corresponda va a ser fundamental a la hora de la pesca. Es por ello que a continuación le explicamos cómo debe calibrarlo correctamente y usarlo durante la acción.

Calibración del freno

A fin de regular correctamente el freno, tendremos que tener en cuenta primeramente la resistencia del sedal que tengamos. Debemos considerar el diámetro en relación con la resistencia del sedal, debido a que existen muchos tipos de sedales, los cuales también ofrecen diferentes tipos de resistencia.

Durante la pesca, el sedal va a ser sometido a una gran cantidad de empujones y tracciones que lo pueden llegar a romper. Para evitar esto, disponemos de un freno,  y según lo que se ha determinado, para que se pueda lograr una correcta absorción de los impactos de los movimientos bruscos que realice el pez, el freno tendrá que ceder la línea al recibir un empujón violento que equivalga a 1/3 de la resistencia nominal de la línea.

De esta manera podremos disponer de un sedal cuya resistencia sea de hasta 30 kg y el freno tendrá que patinar cuando el tirón logre alcanzar una fuerza de hasta 10 kg. En el caso de no hacerlo así, corremos el riesgo de que se parta la línea. De esa manera, las otras 2/3 ayudaran a que resista y se evitara la rotura en el primer impacto. Es por ello que para calibrar el freno, resulta fundamental que se mida la fuerza que vaya a suponer un violento sacudón.

El ajuste del freno durante la pelea

Otro de los problemas más comunes al usar el freno, es su correcta calibración durante la pelea que se tiene con el pez. Resulta imprescindible saber la manera correcta de usar el freno si no deseamos dejar escapar una buena pesca. Es por ese motivo que tendremos que tener en cuenta la influencia que ejerce el agua sobre la línea.

En el momento en que la línea penetra en el agua, esta va a ejercer un peso determinado sobre ella, por lo cual esto supondrá una carga añadida sobre el sedal, el cual deberá cubrir para su desplazamiento. Eso sumado al peso del sedal, supone que mientras más línea se tenga en el agua, mayor será la carga. Es por ello que también conviene ajustar la calibración del freno en función de la cantidad de sedal que haya en la línea.

Esta es la razón por la que muchas veces conviene hasta la cuarta parte de la resistencia nominal de la línea. De esa manera, a medida que tengamos menos línea en el carrete, tendremos que disminuir el frenado en vez de irlo incrementando, de esa forma podemos evitar la ruptura.

¿Cómo usar el freno del carrete durante la pelea?

  1. A medida que el pez se acerque a la línea del carrete, no se debe ajustar el freno, al contrario, disminuya la resistencia.
  2. Cuando hayamos comprobado que el pez está agotado, proceda a ajustar el freno.
  3. Incremente el freno en los casos en los que el pez se encuentre luchando en la vertical, pero no en la horizontal.
  4. Vigile el calentamiento del carrete, sobre todo en los casos de que la presa sea demasiado grande, debido a que esto someterá el equipo a mayor presión.

¿Cómo enrollar un carrete de pesca?

El enrollado de un carrete de pesca es un paso muy importante y que se debe hacer de forma correcta para evitar dañar el carrete. A pesar de que es un procedimiento bastante sencillo, suele haber un poco de confusión al respecto. Es por ello que le explicaremos detalladamente la forma correcta de hacerlo.

Asegure la línea de pesca

Lo primero que debemos hacer es tomar el extremo de la etiqueta de su línea de pesca y proceder a pegarlo a su carrete. La mejor forma de hacerlo para asegurar la línea fluorocarbono a su carrete, es mediante un nudo cenador. Este nudo es básicamente un medio nudo alrededor de la línea principal, lo cual servirá como un “enganche” cuando tire la línea con fuerza.

Desenrollar en la dirección opuesta

Al enrollar las líneas de nylon es muy importante que tengamos en cuenta en cual dirección sale el carrete de relleno para luego enrollarlo en la dirección que corresponda. Para ello, tírelo al suelo y vea en qué dirección se encuentra la etiqueta. Posteriormente, proceda a enrollar y note la dirección hacia la cual gira.

Mantenga la tensión

La línea floja en los carretes de pesca le va a causar problemas al pescador. Es por ello que los pescadores tendrán que enrollar la línea en un carrete que mantenga una buena tensión. La razón de ello es que se evite lo que se conoce como un desbordamiento. Esto no es más que un carrete girando más rápido o lejos que el señuelo.

La manera más sencilla de mantener la tensión, es pasando la línea por debajo del carrete y asegurarlo al mismo. Posteriormente, cuando lo esté enrollando, pellizque suavemente sus dedos en la línea o pellizque la línea hacia abajo mientras la enrolla al carrete.

Evite llenar la bobina en exceso

Es uno de los errores más comunes que cometen los pescadores, debido a que puede resultar algo difícil hacer un seguimiento de la cantidad de línea que va en el carrete. Pero hipotéticamente, debe intentar hacer sus cálculos y analizar cuantas pulgadas de línea hay en un giro. Luego podrá saber cuántos giros tomarían para que una línea llegue a cierta distancia.

Lo ideal es que se tenga de 1/6 a 1/8 pulgadas de línea desde el borde hasta el carrete. De esa manera se tendrá la línea suficiente en el carrete para que se lance bien, pero también se tendrá 1/16 pulgadas o un poco mas de línea, lo cual es perfecto para la expansión.

Soporte

El respaldo o soporte, es la línea más barata, la cual  se tiene que cambiar con frecuencia en el carrete. Esta se puede conectar con la línea que vaya a utilizar durante la pesca y luego terminar de llenar su carrete. Con ella, ahorraría un poco más su línea habitual, y le brindara más firmeza, pudiendo cubrir aun más terreno. Esta se enrolla igual que la línea convencional, sola debe conectarla por el extremo de la misma.

¿Cómo limpiar un carrete de pesca?

Cuando vamos de pesca debemos tener en cuenta que los carretes pueden desgastarse por los restos de suciedad que se acumulan en él y pueden llegar a evitar que funcione correctamente. Es por ello que después de pescar, lo mejor será limpiar nuestro carrete para asegurar su correcto funcionamiento posteriormente. Por esa razón, le mostraremos las maneras correctas de hacerlo.

Extraiga el carrete

En primer lugar será necesario que extraigamos el carrete de la caña para que lo pueda limpiar con mayor facilidad.  Para hacer eso, deberá desatornillar la tuerca que une el carrete al mango, pero debe hacerlo con cuidado de no aislar el tornillo.

Prepare el agua jabonosa

En un recipiente aparte, prepare agua fría y jabón liquido y proceda a introducir el carrete durante aproximadamente 10 minutos. Luego de ese tiempo, enjuáguelo y séquelo con un trapo limpio eliminando cualquier resto que haya quedado en el.

Extraiga la bobina

Para continuar con la limpieza del carrete, con mucho cuidado, extraiga la bobina del mismi, desatornillado la tuerca que los une. Posteriormente, introduzca las piezas metálicas en agua oxigenada, por aproximadamente 4 minutos.

Enjuague nuevamente

Nuevamente proceda a enjuagar con agua fría todas las piezas del carrete y dejelo secar al aire libre, o séquelos con un secador de pelo. Una vez que se hayan secado, puede volver a montar la bobina en el carrete y este a la caña.

¿Cómo poner hilo a un carrete de pesca?

Es común que con el tiempo el sedal se desgaste y se enrede con mayor facilidad, por lo cual se haga más complicado atrapar peces. El proceso de colocar un sedal nuevo es el mismo en cualquier tipo de carrete, sin importar el tipo de caña que se tenga. Todo lo que debe hacer es anudarlo y envolverlo alrededor de su carrete. Pero a continuación le explicaremos detalladamente como es el procedimiento.

Abra el travesaño, levantando suavemente el brazo de alambre

En los carretes giratorios podrá notar que el travesaño es el brazo de alambre que cuelga del carrete. Levante cuidadosamente el sedal para abrirlo y luego bájelo para cerrarlo, posteriormente desenvuelva cualquier sedal viejo que aun note que se encuentra allí.

Ensarte el nuevo sedal en las guías

Las guías son los bucles pequeños que cuelgan en el área inferior de su caña. Para realizar este procedimiento, deberá iniciar en el extremo más alejado de su caña, para luego ensartar el sedal en los bucles en dirección al carrete.

Anude el sedal en el carrete

Proceda a envolver el extremo del sedal sobre el carrete, justo en la muesca ubicada en el medio. Ahora, regrese el extremo del sedal hacia usted y amarre con un fuerte nudo de cenador. Para hacer el nudo de cenador, tendrá que primero hacer un nudo por encima de la cabeza, y un segundo nudo en el extremo libre del sedal. Posteriormente tire de ambos nudos contra el carrete.

Cierre el travesaño

Para ello, baje el brazo de alambre lo más bajo que se pueda. De esa forma va a poder bloquear el sedal en su lugar, en el caso de que el sedal se deshaga, deberá levantar el travesaño y volver a hacer el nudo.

Gire el mango de la caña para poder descifrar hacia donde gira el travesaño

Tome nota de la dirección hacia donde gira el travesaño, debido a que el sedal se deberá cargar en esa misma dirección. Para ello, deje caer el carrete con el sedal nuevo en el suelo, con la etiqueta que apunte hacia arriba. Luego ajuste la posición de la caña para que el sedal se pueda ajustar correctamente.

Sujete el sedal entre los dedos pulgar e índice

Utilice una mano para sujetar el sedal, mientras que con la otra sostiene la caña. Procure mantener una presión constante y en el caso de que sienta que el sedal esta tenso y no se enreda en el carrete, entonces lo está haciendo correctamente.

Gire el mango de la caña unas 15 a 20 veces

Siga sujetando el sedal mientras que gira el mango, con unas 15 a 20 rotaciones va a ser suficientes para que cargue el sedal en el carrete. Asegúrese de vigilar el sedal para que no se cargue con nudos. En caso contrario, tendrá que desenrollar el sedal para solucionar dicho problema.

Deje caer el sedal para que pruebe que no presente enredos

Suelte el sedal y observe atentamente como cae al suelo. De esa manera va a poder notar inmediatamente cualquier bucle o giro del sedal y para compensarlo tendrá que voltear el carrete del sedal nuevo a fin de que apunte al suelo.

Cargue nuevamente el carrete de la caña hasta que esté lleno

Presione nuevamente el sedal entre los dedos pulgar e índice a fin de que permanezca recto. Ahora gire la manivela de la caña hasta notar que el carrete se encuentra casi lleno, el sedal deberá quedar a aproximadamente 3 mm, es decir por debajo del borde del carrete. Corte el sedal para que pueda separarlo del carrete nuevo y logre terminar.

Asegure el sedal al carrete con alguna banda elástica

Coloque una banda elástica alrededor del sedal y sobre el carrete para mantenerlo ajustado a su lugar. En el caso de que el carrete cuente con alguna lengüeta en un costado, podrá envolver en ella el sedal para mantenerlo en su lugar.

Fran